domingo, 3 de julio de 2016

Lo irracional del racismo



Como tema para una de las tertulias literarias a las que asisto se propuso "El racismo", y mi aportación ha sido la que ahora expondré en forma de microrrelato, naturalmente me mueve mi repulsa a este tipo de ideología que no tiene fundamento lógico ni natural.


Y Dios creó al hombre

«Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza», Génesis 1:26. Fue ésta una creación tan especial que la dotó de características exclusivas para que pudieran esparcirse y vivir en cualquier lugar del planeta, entre ellas una pigmentación que se tornaba más o menos clara según tolerasen los rayos del ardiente sol. ¿Cómo habría de imaginar el creador que esa admirable cualidad provocaría los odios más profundos entre sus criaturas? No, era absurdo creer en ello, la raza humana era su obra más perfecta, la más inteligente, la que estaba predestinada a permanecer. Sin embargo, ante la insistencia de sus observadores, el creador admitió comprobar cuanto le decían. Lloró ante la evidencia y se le oyó decir: «¡Estúpidos!»

©M. Carmen Rubio Bethancourt