martes, 20 de diciembre de 2016

La magia de la lectura


   "La lectora", Fragonard, 1770-1772 


En esta ocasión voy a exponeros un microrrelato dedicado a todas las personas que aman la lectura, porque imagino que, al igual que me ocurre a mí, entrar en los libros es algo más que distraernos con una historia, es ser parte de ella.

Al llegar la noche
Al llegar la noche, un bostezo servía a la muchacha para despedirse de la tediosa rutina del día. Con cierta añoranza por haber dejado a los Buendía y a Macondo la velada anterior, la joven se recostaba sobre la cama de su habitación, entre almohadones y mantas acogedoras, y tomaba de una mesita, próxima a ella, el nuevo libro que le habría de llevar una vez más a la aventura. Una luz cálida le dejaba ver el comienzo de las primeras líneas de la obra: Cuando míster Hiram B. Otis, ministro de los Estados Unidos de América, compró Canterville Chase, todo el mundo le dijo que cometía una gran locura, porque la finca estaba embrujada”. Con el corazón anhelante de emociones, la chica se sumergía en el relato y empezaba a apoderarse, prácticamente sin darse cuenta, del alma de los personajes. Traicionada por el sueño, quedó, como siempre, enredada en la historia.
© 2016 M. Carmen Rubio Bethancourt

5 comentarios:

  1. Ha sido al leerla por mí misma cuando la he disfrutado de verdad. Me parece mucho mejor que ayer, hoy he comprendido el relato mucho mejor.

    Me encanta y la foto que has elegido también.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Leonor. La verdad es que a mí me pasa igual, disfruto más los relatos cuando los exponéis para leerlos por cada uno de nosotros. Un abrazo.

      Eliminar
  3. No me extraña, con ese inicio, cualquier lector mínimamente sensible queda atrapado.
    El inicio de una novela tiene que ser lo más impactante o, por lo menos atrayente posible y eso lo es, como lo es este microrrelato tan bien narrado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josep. Los inicios son muy importantes en cualquier relato, es lo que nos engancha a la historia. Un abrazo.

      Eliminar