miércoles, 2 de noviembre de 2016

Qué nos impulsa a escribir.

Agatha Christie, escritora británica, 1890-1976
Mi aporte al título de la entrada, "Qué nos impulsa a escribir", lo voy a exponer a través de un microrrelato que os dejo a continuación y creo que expresa lo que yo siento al introducirme en el universo de las letras y, por tanto, me provoca la necesidad de escribir.

La escritora

Día uno: se levanta, se asea, desayuna, trabaja, almuerza, se dedica a la familia, amigos..., cena, duerme… Día dos: se levanta, se asea, desayuna, almuerza, se dedica a la familia, amigos..., cena, duerme… Día tres: se levanta, se asea, desayuna, trabaja, almuerza, inventa una historia, la escribe… pierde la noción de la realidad y del tiempo. 

© 2016 M. Carmen Rubio Bethancourt


Y voy a completar esta publicación con algunas opiniones sobre el tema de autores consagrados.

Mario Vargas Llosa, “No concibo la vida sin la escritura”
Antonio Tabucchi, “Porque estamos aquí, pero querríamos estar allí”
Almudena Grandes, “No estoy muy segura -dudo que alguien pueda estarlo-, pero creo que escribo porque siento una necesidad insuperable de escribir”
Ken Follet, “Disfrutar en una palabra que se queda corta”
Álvaro Pombo, “Una forma de hacer surgir los recuerdos y las imágenes”
Arturo Pérez Reverte, “Para volver a vidas anteriores, a las lecturas y los tumbos que cada uno lleva en la mochila”
Julia Navarro, “Para mí, escribir es una oportunidad de viajar al mundo de los sueños y de la imaginación; de inventar personajes y de vivir otras vidas; pero también de asumir compromisos, aunque a veces vayan envueltos con el papel del entretenimiento”
Caballero Bonald, “Empecé a escribir porque quería parecerme a Espronceda”
Umberto Ecco, “Porque me gusta”
Carlos Fuentes, “¿Por qué respiro?”
Soledad Puértolas, “Cuando escribo, estoy fuera de esa realidad. He entrado en otra donde sí es posible buscar un sentido, incluso vislumbrarlo”

(Opiniones extraídas de un artículo escrito por Jesús Ruiz Mantilla en El País)


Espero os haya resultado interesante.

6 comentarios:

  1. Muy interesante Mari Carmen aunque se resuma en la necesidad de transmitir sentimientos o contar historias en las que implicarte o no.
    Besos linda

    ResponderEliminar
  2. Besos para ti, mi querida y amable amiga.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado esa descripción de una rutina diaria que, de pronto, se ve trastocada por una inspiración que hace perder la noción del tiempo y rompe definitivamente con esa rutina.
    En cuanto a por qué escribimos, cada uno puede explicarlo a su manera. Es un poco como intentar definir el amor.
    Siempre envidié a esas profesiones (normalmente artísticas) que quien las practica lo hace por placer y no por obligación. Y la escritura es una de ellas, aunque se practique por puro hobby.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josep Mª, me da mucha alegría verte siempre por aquí, eres un encanto, y, por supuesto, gracias por tu comentario tan amable. Pues sí, es envidiable realizar una profesión por simple vocación, y las artísticas aún, como a ti, me da mayor envidia hacia quienes la practican, porque me parece tan bonito el mundo de la cultura; bueno, al menos un poquito pertenecemos a ese maravilloso entorno con nuestros relatos, ¿verdad? Un abrazo, Josep.

      Eliminar
  4. Entiendo que es una necesidad q tiene la gente a la q le gusta plasmar sus recuerdos e imágenes así como explorar los sentimientos y tb como una forma de viajar, soñar y evadirse.
    Lo bonito es q se invente una historia* cuando uno menos se lo espera...esa musa de inspiración y se ponga uno perdiéndo la noción del tiempo y de la realidad...aunque los demás se queden sin comer! jeje.
    Gracias M Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Ja, ja, ja, pues en el caso de la prota del micro sí que almorzó antes de que le llegara la insipiración, pero te puedo asegurar que hasta se me ha olvidado comer cuando estoy inmersa en un relato. Gracias Fernando por tu visita y amable comentario. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar