lunes, 19 de septiembre de 2016

"La piedra", microrrelato.


Playa de Camposoto, San Fernando, Cádiz.

Nueva entrada con este microrrelato, "La piedra", donde he intentado hacer una reflexión sobre los padecimientos que soportan muchas personas con respecto a otras. Espero os guste y se comprenda.

La piedra
Padecía la fuerza de la lluvia, el azote del mar, las sacudidas del aire…, una y otra vez arremetían contra ella sin modo alguno de evitarlo, no residía en un mundo plácido, ella misma era una piedra como otras cubierta de fisuras y salientes agrestes. Un día la lluvia cayó sobre ella y resbaló, el mar intentó golpearla y resbaló, el aire quiso desplazarla y resbaló, increíblemente, aunque aquellos elementos continuaban atentando contra ella, no le hacían daño, ellos mismos la habían pulido y convertido en poderosa. 
© M. Carmen Rubio Bethancourt

8 comentarios:

  1. Nos hacemos duros a base de golpes, así es la vida. Hay quien resiste mejor las inclemencias que otros pero, quién más quien menos, se levanta tras una caída.
    Una bella forma de plasmar esta reflexión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josep Mª por tus amables palabras y por estar siempre ahí. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Impecable paso del tiempo q pule nuesyras defensas aunque no les dé el resplandor a la piedra si te lo da a ti la ACADEMIA.
    MUY LOGRADO !

    ResponderEliminar
  3. Mil gracias, Fernando, eres muy amable. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, Mari Carmen, nos pulimos a través del tiempo y de sus dolorosos tratos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Mercedes, lo bueno es sacar provecho de ese daño y no dejarnos abatir por él. Gracias, amiga. Un abrazo.

      Eliminar